Mes: octubre 2022

¿Cómo construir un emprendimiento sin perder las fuerzas en el camino?

¿Cómo se construye un emprendimiento?

Se construye primero preguntándote: ¿Qué estoy dispuesto a hacer para que este proyecto sea el mejor de mi vida? Esto sin importar si tienes o no dinero para llevar a cabo un proyecto de negocio.

Seguidamente, tienes que proyectarte en cuánto tiempo esperas el retorno de tu inversión, pues un negocio es rentable a partir de que recuperas tu capital en el menor tiempo posible.

Muy bien, hemos llegado a este punto en el que todo parece indicar de que estamos hablando de Zarpe, aunque no fue mi intención inicial y esto no puede dejar de ser algo muy bueno; porque vas a encontrar muchas personas que deseen poner todas sus fuerzas a un proyecto que les signifique hacer un cambio en sus vidas. 

Ya sea con una inversión de $100 dólares, que representa un monto ridículo para iniciar un negocio en estos días. O una inversión de $1,500 dólares, no deja de ser sumamente atractivo si tienes la posibilidad de recuperar tu inversión y generar ganancias altas y rápidas con 3 personas; y ni hablar de la opción de duplicar este bono con 6 sin contar que tienes 100 o 110 unidades de producto para la venta, es posible que todavía te quede alguna duda de que estás en el mejor emprendimiento.

¿Qué debo hacer para que mi emprendimiento funcione?

Piensa en grande, el mundo no es del tamaño de tu puño. Mientras todo lo veas pequeño, tus ingresos también serán pequeños; invierte, reinvierte, inventa, reinvéntate.

Empieza por hacer cosas distintas para obtener resultados distintos. Fija la mirada en la meta. Algunos tienen a la vista un “mapa de sueños”, así acercan la meta primero en el subconsciente para luego hacerlo de manera consciente. No hay una fórmula mágica, tienes que tener claro cuál es el “problema” que no te ha dejado avanzar, suele ser el que de tanto analizar cuál sería el mejor momento para atacar, te quedaste paralizado o haciendo lo que haces siempre, y como te puedes dar cuenta, no es suficiente. 

Tal vez has visto personas que ingresaron mucho después y que están imparables; entonces es tiempo de establecer cuál es tu meta real y atacar, como cuando un tigre mira a su presa, nada le distrae, no importa nada más que conseguirla y así no la consiga de inmediato, solo toma un respiro para tomar más fuerzas e ir por más.

Sandro Coronado.

Errores que cometemos los emprendedores cuando creamos nuestras estrategias de marketing.

Nuestro día a día se enfoca en estar en la búsqueda de diferentes estrategias que nos ayuden a hacer crecer nuestro negocio y así alcanzar los objetivos que nos hemos propuesto. 

Parte fundamental de nuestro trabajo como emprendedores radica en las tácticas de marketing que utilizamos; pero, al estar al mismo tiempo supervisando todas las áreas del negocio, podemos llegar a cometer errores que pueden limitar el desarrollo que buscamos. 

Algunos de los errores de marketing que cometemos como emprendedores son: 

  • Mi producto o servicio es bueno y se venderá solito. 

Puede que tengamos el producto que cambie el curso de la humanidad, pero si no comunicamos su existencia, características o beneficios, este nunca se venderá por sí sólo. Nuestro trabajo será siempre mantenernos en la mente de cada uno de los clientes. 

Un punto importante es comunicar bien el producto o servicio, y este es el error que se cometen en la mayoría de emprendimientos. Recuerda que no solo se trata de dominar un tema y tener una idea excelente, también tienes que dominar un entorno que normalmente no conoces. No basta con saber hacer el producto, también tienes que saber venderlo.

Es de vital importancia tomar en cuenta, que si el cliente no conoce un artículo, producto o servicio y no sabe para qué sirve, existen muy pocas posibilidades de que lo acepte sin una campaña de marketing.

  • Malos procesos de atención al cliente.

Uno de los factores que pueden llevar tu negocio al siguiente nivel, es establecer una buena relación con los clientes, incluso la puedes llegar a convertir en una ventaja competitiva de tu emprendimiento. 

El error de algunos emprendedores, es cuando se limitan al pensamiento que por falta de recursos para invertir no es posible brindar una atención al cliente personalizada. 

La realidad es que los últimos avances tecnológicos nos han permitido que sin importar el tamaño de nuestro negocio, podemos crear conexiones con nuestros clientes. Canales como WhatsApp nos permiten entablar un seguimiento personalizado y así no descuidar ningún aspecto relevante para los clientes.

Recuerda que un cliente insatisfecho es la mayor piedra de tropiezo para un negocio.

  • Ir a la deriva sin estrategia y objetivos claros. 

Todo emprendedor, aun antes de iniciar su negocio, debe dedicar tiempo a establecer una estrategia y objetivos hacia dónde se dirigirá. El estar caminando con un emprendimiento sin estas bases puede causar un desequilibrio que no permita que tú o tu equipo marchen al mismo ritmo hacia un mismo punto.

Por ello, todos los esfuerzos que realices desde marketing terminarán dando resultados que no son los que esperas. 

Siempre toma en cuenta que como emprendedor, no necesariamente debes dominar todas las áreas, pero si debes estar en constante aprendizaje para que evites estos errores que pueden llevarte a problemas en los que tu negocio se puede estancar. 

Hoy en día existen diversas plataformas que te pueden ayudar a capacitarte, sigue las redes sociales de Zarpe, en las que constantemente estamos brindando contenido de valor que pueden ayudar a hacer crecer tu negocio. 

Síguenos haciendo click en el botón de abajo:

Gloria Quispialaya: Zarpe me hizo creer que sin importar la edad podemos hacer realidad nuestros sueños.

Soy Gloria Quispialaya, una madre peruana de dos hijos que hace 10 años encontró una empresa que me mostró que puedo volver a soñar con hacer realidad cada uno de mis objetivos. 

Por 6 años trabajé en una fábrica en la que durante todo tiempo, sin importar cuan responsable fuese, nuestra jefa nos trataba de muy mala manera. Lo que me hizo prometer que jamás volvería a trabajar para alguien más. 

Luego de mi renuncia y con el capital que me dieron por mi liquidación, junto a mi hermana decidimos poner nuestro propio bazar. Este, si bien me permitía ser la líder y trabajar bajo mis propias reglas, me hizo estar presa de las responsabilidades, en las cuales básicamente trabajaba los 7 días de la semana, desde el amanecer hasta entrada la noche y sin descanso en los días festivos. 

Con el tiempo, esto terminó por ocasionarme problemas de salud, desarrollé estrés, dolores de cabeza, problemas de lumbago y del sistema circulatorio. Para esa fecha, un amigo de mi hermana le habló sobre unos productos de café con ganoderma que tenían beneficios en la salud. 

Al inicio me rehusé a consumirlos, pues yo no bebía café. Con el tiempo me convencí y los comenzamos a consumir con toda mi familia, y al poco tiempo vimos los resultados. Mi hijo mejoró sus problemas de asma y en mi caso los dolores de cabeza disminuyeron en gran medida. 

Mi destino siempre estuvo en las ventas. 

Desde siempre me sentí inspirada por el mundo de las ventas, cuando comencé en la compañía y me mostraron el negocio, compré las primeras cajas y se las fui ofreciendo a mis clientes del bazar; no pasaba mucho tiempo en el que ellos regresaban por más, debido a los increíbles beneficios que estos provocan. 

Esto me inspiraba, pues además de estar haciendo algo que me gustaba mucho, podía impactar de manera positiva en la salud de muchas personas. Así fue como tomé el impulso y comencé a viajar a diferentes lugares de Perú para poder hacer crecer mi red de mercadeo y alcanzar a la mayor cantidad de personas para mi equipo. 

Llegó el momento en el que Zarpe me estaba generando más ingresos económicos que el bazar y decidí quedarme y dedicar el 100% de mis energías a mi red. Muchos en ese momento me trataron de loca, pero fue la mejor decisión. 

Al inicio no me gustaba ver el negocio solo por el dinero, pero en el camino descubrí que este es el medio que nos permiten impactar de manera positiva en la vida de otras personas. Además, el negocio nos permite llevar productos que ayudan con la salud de otras personas que lo necesitan. 

En 10 años en la empresa, cada día me he sentido parte de este engranaje. Me siento identificada con la visión de nuestro Presidente Chris Tidwell y su equipo corporativo, que día a día buscan maneras para que cada uno de los socios tengamos las herramientas necesarias para seguir alcanzando nuestras metas. 

En agosto del 2021 se lanzaron los nuevos Paquetes de Bienestar; desde el día de la presentación yo comencé a hacer números y lo primero que pensé fue: ¡wow, todo el dinero que puedo generar con ellos!

Al siguiente día me puse a trabajar y me convertí en la primera persona en crear un Equipo de Bienestar Premium, que me hizo ganar un bono de 7,500 soles. ¿Te cuento la mejor parte? Esta misma estrategia la he replicado 5 veces y estoy con la meta de cerrar octubre con el 6to Equipo de Bienestar. 

La empresa me ha dado grandes logros, pero de los que tienen mayor valor para mí es el haber podido darle educación superior a mis dos hijos, quienes recientemente terminaron sus carreras, mi hijo mayor en Gastronomía y Gestión de Restaurantes y mi hija menor en Dirección de Diseño Gráfico. 

Con lo que he ganado de mis Equipos de Bienestar, tengo el ahorro para poder comprar mi carro o dar la cuota inicial para tener mi propio apartamento. 

Cuando inicié di el salto de fe, pero 10 años después el crecimiento ha sido sorprendente, esta empresa me brindó no solo una estabilidad económica, sino que también las herramientas para ser una mejor profesional y una mejor persona.

De aquí no me detendré hasta llegar al Rango Diamante y ser parte de ese equipo que ya disfruta de la vista desde la cima del éxito. 

Tú que lees mi historia, estoy segura que Dios ha puesto en ti las habilidades y dones que te tienen soñando, ahora te invito a aceptar la oportunidad de negocios que te brinda Zarpe y así hacer realidad cada unas de tus metas. Zarpe es la familia en la que los soñadores podemos hacer realidad nuestros objetivos.